Arquitecto y ex alumno Faug, Luis Darmendrail Salvo, obtuvo el Premio Ciencias Sociales 2020

  1. 1
  2. 1-320x427 copy
  1. 1
  2. 1-320x427 copy

Arquitecto y ex alumno Faug, Luis Darmendrail Salvo, obtuvo el Premio Ciencias Sociales 2020, otorgado por la Municipalidad de Concepción. En este contexto, el alcalde Álvaro Ortiz señaló que este año “quisimos mantener uno de los hitos tradicionales del aniversario de nuestra ciudad y por eso entregar estos Premios Municipales 2020 es quizás más significativo que nunca, reconociendo a personas que en distintos ámbitos aportan al desarrollo de Concepción con su trabajo aún en pandemia” (fuente: www.litoralpress.cl)

 “Haber obtenido el premio significa una gratitud gigantesca, una alegría enorme, una emoción tremenda por el reconocimiento a este trabajo, que cumple 16 años este año. Un trabajo autónomo, independiente, que no ha sido fácil, pero que sí ha contado con el respaldo de muchas personas a lo largo de estos años. Acepto este reconocimiento con gratitud, con humildad, pero también con una responsabilidad gigante a seguir trabajando, investigando y documentando la arquitectura de la ciudad”, sostuvo Luis Darmendrail.

Cabe destacar, que Darmendrail es el creador del sitio web historiaarquitectonicaconcepcion.cl, a través del cual difunde el desarrollo urbano y arquitectónico de Concepción. En este sentido, sostiene que “siempre he tenido presente el motor de escribir sobre Concepción y contar la historia de la ciudad a través de la arquitectura, dejar de lado ciertos procesos históricos más tradicionales y empezar hablar de Concepción desde sus arquitectos, desde las biografías de los que construyeron la ciudad, de poder abarcar diversos temas que tienen que ver con la historia de Concepción, pero más allá de los próceres y de lo que usualmente se enseña, incluso en los colegios, o sea, empezar a hablar, por ejemplo, de la arquitectura industrial, la mujer en la arquitectura, la arquitectura tradicional vernácula, la arquitectura sin arquitectos, la arquitectura moderna, los cines, los bancos y los hoteles, entre otros, cada detalle que forma parte de Concepción también tiene una historia y es por eso que empecé a escribir cada vez más sobre ese tema y desde el 2004 a la fecha se ha forjado un trabajo bastante complejo, con muchas aristas y múltiples dimensiones”.

Asimismo, señala que “uno de los aspectos que más agradezco de todo este proceso es haber tenido contacto con muchos maestros de la arquitectura, como por ejemplo, Osvaldo Cáceres, Miguel Lawner, Sonja Friedmann, Betty Fischman, Ana Dallorso,  Antonio Zelada, Roberto Goycolea y Jorge Labarca, entre otros. De hecho dedico este reconocimiento a todos esos maestros que para mi ha sido un privilegio poder contar con su colaboración, conocimiento y consejos”.

Por último, cuando se le consulta sobre qué cree que falta o se debería hacer, desde su profesión, respecto a la difusión y protección de la historia y el patrimonio, Luis es enfático en indicar que hay mucho por hacer, siento que desde la academia, desde el mundo de la arquitectura, hay que empezar a bajar un poco los temas y tener contacto directo con la gente, establecer que la arquitectura no es sólo hablar de objetos, sino que es hablar de la gente, de los pobladores, de los usuarios de los edificios, de muchas otras cosas”.

“Muchas veces la gente confunde restauración con patrimonio, hablar de patrimonio es entender la complejidad del concepto y entender, justamente, que es un tema que está en jaque, por el sistema que estamos viviendo, por la constitución vigente, etc. Eso creo que es lo que hay que cambiar, siento que con la nueva constitución se puede llegar a hablar esos temas para ligar el patrimonio y la memoria, por ejemplo, a la planificación urbana, un tema que hemos estado peleando por mucho tiempo, exigiendo que de una vez por todas se aplique y que, por ejemplo, el Plan Regulador de Concepción tenga un ítem patrimonial coherente, integral e inclusivo y así también quitarle protagonismo a gremios, empresas, inmobiliarias  que lo único que han hecho ha sido banalizar y reducir la importancia del patrimonio a nivel local”.

Fuente fotografías: Luis Darmendrail Salvo
Tweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someone